• RSS

domingo, 22 de diciembre de 2013

Carteles y Feliz Navidad!

El último post del año lo hago con un nuevo reciclaje, esta vez unas piezas que sobraron del friso. Con ellas realicé estos bonitos carteles para desearos Feliz Navidad!!


En el primero, una vez pintada la tabla con acrílico blanco y seca, pegué una imagen que encontré en la red, pinté las letras con ayuda del stencil, y barnicé toda la superficie. Separé el dibujo con una cinta de terciopelo y dí unas ligeras pasadas por los bordes con betún de Judea.




Para el otro, rescaté un marquito que tenía guardado, enmarqué la lámina, y con un pincel fino bien cargado en pintura fui dejando puntitos.


Espero que paséis unos días entrañables en compañía de vuestra familia y amigos, y tengáis feliz entrada de año!




sábado, 23 de noviembre de 2013

Lámpara de papel y cuadro

Una vez que empiezas a utilizar la técnica de decoupage y te das cuenta de todas las posibilidades que ofrece, no dejan de surgir ideas para reciclar viejos objetos y darles un aire totalmente diferente con una sencilla decoración!


Una lámpara de papel blanca, anodina.... quedó así de elegante con una bonita servilleta...



Solo hay que ir pegando con mucho cuidado, y se ve perfectamente integrada, da la sensación de estar pintada!

Transformé un cuadro antiguo, con una imagen oscura que no me gustaba nada, para lucir así de luminoso y alegre...



Después de imprimación y pintura, realicé el decoupage y un estarcido con pasta de relieve


Un conjunto que da vida a cualquier rinconcito donde se coloque!



Gracias por vuestras visitas y comentarios!

sábado, 16 de noviembre de 2013

Decoupage para la cocina

Hay servilletas que son especialmente bonitas en conjunto, pero que además sus motivos pueden utilizarse por separado para crear pequeños detalles... Así es como decoré algunos objetos para la cocina...


Lijé el servilletero de madera y lo pinté con acrílico blanco y una vez seco volví a lijar por algunas zonas para que saliera el color de la base. Después pegué parte de la servilleta con cola blanca, y para proteger el trabajo barniz satinado incoloro.






Seguí con el decoupage para los posavasos...




No podía faltar algo reciclado... una tablita partida de un palet me sirvió para crear este cuelga trapos.
Cuando finalicé con el trabajo de decoupage y barnizado, apliqué betún de Judea por algunas zonas para dar un aspecto envejecido.


Gracias por vuestras visitas y comentarios!!


miércoles, 6 de noviembre de 2013

Teja con relieve

Otra de las manualidades con las que disfruto es la decoración de tejas con relieve. Esta que os muestro está hecha con pasta de papel y una vez concluidos todos los detalles, la pinté con acrílicos.


Fui modelando cada una de las piezas y pegándolas con cola blanca... un farolillo alumbrando la puerta y un banco que coloqué debajo... un balcón de barandilla con macetero de calas y una paloma disfrutando de las vistas...






La puerta se resistió un poco, llevó su tiempo, pero creo que al final no quedó mal. Y con ella, aprovecho para hacerles un guiño a María y Maria Inés de Decosur vintage que en su publicación de hoy comparten unas entrañables puertas de casas rústicas mallorquinas, no dejéis de visitarlas, hacen trabajos preciosos! 





                           Gracias por vuestras visitas y comentarios!!

miércoles, 23 de octubre de 2013

Una caja de fresas transformada

Me declaro fan número 1 de las cajas de fresas! Ofrecen un sinfín de posibilidades para decorarlas y transformarlas, sólo es cuestión de algo de tiempo e imaginación...


Decoupage para pequeños detalles acordes con el rinconcito que iban a ocupar...




Quité dos de las esquinas de otra caja, y las pegué sobre las traseras para dar altura, disimulando la unión con trocitos de servilleta. Después malla de gallinero grapada por detrás.



Una plaquita (a partir de una tapa de plástico) completó la decoración, y quedó así de resultona!



Gracias por vuestras visitas!!

viernes, 4 de octubre de 2013

Costurero vintage

Esta fue la primera caja de madera que decoré... Por su interior podía haber servido perfectamente de joyero, pero encontré en la red unas imágenes que me gustaron mucho de aspecto antiguo con motivos costuriles, y al final la caja quedó convertida en un costurero vintage. 


Para prepararla, lo primero fue lijarla, y a continuación un par de manos de pintura acrílica blanca, dejando secar bien entre una y otra. Pegué con cola blanca unas imágenes, en la tapa y en el interior...





Con ayuda de un stencil pinté letras con acrílico e hice un estarcido en los laterales...





Apliqué barniz incoloro satinado por toda la superficie, y una vez seco, terminé bordeando la tapa con pasamanería ...  Y ya tenía una caja de costura a mi gusto!





Gracias por vuestras visitas y comentarios!!

jueves, 26 de septiembre de 2013

Técnica del falso cuero

No hace mucho descubrí una original forma de decorar cualquier superficie... con filtros de café usados! La técnica que se emplea se llama del falso cuero, es decir, que el resultado obtenido es una imitación al cuero.
Me pareció curioso cómo reciclar estos papeles ya inservibles, y no dudé en dar un cambio de imagen a algunos objetos...



Elegí un portafotos y una bandejita de cristal para cambiar su aspecto, y reciclé una lata de atún para convertirla en un portavelas.


Os dejo el paso a paso de cómo transfomé este portafotos...


Las tonalidades se ven diferentes porque las fotografías del tutorial las hice con poca luz, espero que aún así se aprecie bien.


TUTORIAL IMITACION DE CUERO

Materiales


Soporte que vayamos a decorar (portafotos, bandeja, caja…)
Filtros de café usados
Alkil
Papel en blanco
Pintura acrílica color blanco, ocre y marrón
Pincel del nº1

Preparar los filtros de café.

Se desechan los restos de café de los filtros usados (no importa si queda algo, posteriormente se volverán a limpiar) y se dejan secar. Cuando estén completamente secos, se abren y se recortan los bordes de unión, no se van a utilizar.
Se vuelven a limpiar por ambos lados, pasando suavemente una servilleta de papel, o un cepillito.
Para que sea más fácil trabajar con ellos, una vez limpios, se intentan quitar las arrugas, colocando algún peso encima durante unas horas.



Hacer la plantilla.


Recortar un papel en blanco con la medida del soporte que vayamos a forrar. Dibujamos sobre el papel las formas que queremos que queden, como si fuera un puzle.



Colocamos la plantilla sobre el portafotos, y calcamos el dibujo. Antes de quitar el calco, numeramos cada pieza. Esto se hace para que cuando cortemos el papel, sepamos en todo momento en qué lugar va cada una.



Cortamos las piezas de papel.



Las vamos colocando sobre los filtros, utilizándolas de patrón para recortarlos.
 
 
 

Tarea de pegado

Vamos a ir pegando (con alkil o cola de madera) cada pieza de papel en su lugar, intentando que no se superpongan unas sobre otras. Antes de pegar, hacer la prueba de cómo encaja perfectamente, para evitar después que sobre de uno u otro lado.




Pintar las puntadas

Vamos a utilizar 3 colores de acrílicos: marrón chocolate, blanco y ocre.
Primero mezclamos el blanco con una chispa de ocre. Se necesita muy poca cantidad, por lo que se puede hacer en un tapón pequeño. Con este color vamos a ir trazando rayitas, como si fueran las puntadas que van uniendo las piezas. 




Una vez terminado todo el marco, pasamos a la pintura marrón, también muy poca cantidad. A ambos lados de cada rayita vamos haciendo puntitos, como si fueran los agujeros por los que pasan la puntadas.

Dar brillo al resultado

Para terminar, se da alkil a todo el marco con una brochita, para proteger y dar brillo. Hasta que pasen unas horas la superficie estará un poco pegajosa, pero desaparecerá cuando esté totalmente seca.



Espero que os haya gustado, gracias por vuestras visitas!!